Si has llegado a este blog buscando en tu buscador la frase «no uses este tipo de jabones nunca en tu vida» lo primero que quiero e pedirte disculpas. Espero que haya sido la palabra «timo» la que te haya ayudado a tomar la decisión de venir. Este es un blog de fotografía en el que se tratan temas relacionados con la fotografía. Si por el contrario, has llegado aquí atraído por nuestra afición (la fotografía) ahora te explico el porque de este post.

La utilización de la fotografía como forma de atraer al público hacia un medio de comunicación es algo tan legítimo como en muchos casos necesario. Sin embargo, como todo en la vida, debería tener unos límites que si no están marcados por la ley deberían estarlo por la propia ética de los propios medios.

Posiblemente hayas visto alguna vez en el muro de Facebook de algún amigo o conocido una foto (como la del ejemplo del titular que he puesto) que llama la atención hasta límites insospechados. Y más aún si la acompañamos de un titular que si no es falso por lo menos es intencionadamente equívoco. No voy a reproducir aquí la fotografía de la que hablo porque me parece repugnante tanto la propia fotografía como su uso para atraer a la gente al blog. Aquí solemos mostrar fotografías bonitas y en ningún caso engañosas.

En este caso se trata de una fotografía de una piel maquillada como si de un disfraz de halloween se tratase que trata de mostrar no una enfermedad de la piel sino una fobia como podría ser la claustrofobia. En el texto que la acompaña se habla de dicha fobia y como ya he dicho no se trata de un problema de piel. Con esa excusa utilizan una fotografía que no muestra un problema dermatológico real sino algo simulado. Lo acompañan de un titular confuso como el de la utilización de «ese tipo de jabones» y zas. Ya tienen la trampa hecha.

A esto lo acompañan con la vileza de no permitir leer la noticia si no la compartes PREVIAMENTE en Facebook y con eso ya tienen la vialidad del asunto asegurada. La curiosidad de unos cuantos permitirá que el tráfico a esa web se dispare como si fuera una noticia interesantísima y lo que es peor «REAL».

Recuerdo otra similar que hablaba de unos que pescaron yn tiburón y les aguardaba una desagradable sorpresa. Otro timo igual. No se de que trababa realmente el contenido de ninguna de esas don noticias y es porque ME NIEGO a ser parte de la difusión de las mismas y por lo tanto no las compartí y me quedé sin verlas.

¿Y por qué digo que es un timo?

Pues sencillamente porque no es una fotografía real. O mejor dicho, si lo es pero no tiene nada que ver con el motivo por el que consiguen que la gente, alarmada o con curiosidad, llegue a sus páginas.

Como decía al principio, en este blog hablamos de fotografía y podrías estar pensando que hemos utilizado la misma estrategia. Precisamente por eso es por lo que desde el propio titular y desde la imagen destacada, hemos añadido la palabra TIMO. Para poder explicar cómo hacen uso de las fotografías (tema que nos ocupa y divierte) para conseguir llevar gente hacia sus blogs TIMÁNDOLES.

Repito, si has llegado aquí buscando información sobre esos supuestos jabones y no te interesa la fotografía, lo siento. Espero haberte aclarado algo. Si por el contrario, te gusta la fotografía, disculpa este inciso y espero que sigas disfrutando de nuestro blog 😉