Una de las novedades de Photoshop CS6 es el filtro de cuadro al óleo. Consiste en un filtro que analiza las formas de la foto para transformar la foto en un cuadro (aparentemente). Nunca me ha parecido que el uso de filtros fuera una buena solución para conseguir nada pero lo cierto es que este está muy logrado.

Sin embargo, con un poco más de tiempo y algo de observación podemos mejorar los resultados. En este tutorial vamos a transformar una foto en un cuadro pero con algunos detalles que mejorarán el nuevo filtro de Photoshop.

Uno de los efectos que se producen cuando hacemos fotografías en HDR es que en función de como lo hagamos puede dar a las fotos algo de pinta de cuadro. Si analizamos el porqué llegaremos a conclusiones curiosas. Cuando hacemos un HDR lo que hacemos es ampliar el rango dinámico. No renunciar a las zonas que de por si quedarían demasiado negras o demasiado blancas. y… ¿Por qué nos da esa sensación de cuadro? Porque a menudo cuando la gente pinta cuadros, los pinta como los ve. Y el ojo humano (junto con el potente procesador que es el cerebro) realiza constantemente correcciones de color y HDR. Nuestro ojo se adapta a las circunstancias del lugar que observemos. Corrige el color y nos muestra las sombras abriendo la apertura y los brillos cerrandola. Por eso, cuando hacemos fotos sin tener en cuenta la temperatura de color de la luz, en la foto vemos dominantes de color que en la realidad no siempre vemos tan claramente.

Sigo con el tutorial que me voy por las ramas. Vamos a comenzar con un retrato.

Marta

En esta foto se ven claramente zonas que han quedado negras y otras blancas. Muchos pintores evitarían esos contrastes excesivos utilizando algo de color en esas zonas. Para hacer esto en Photoshop creamos un HDR simulado. Para ello vamos al menú imagen>ajustes>sombras/iluminaciones. Con este menú conseguiremos subir las zonas oscuras y bajar las zonas demasiado claras.

sombras_iluminaciones

A partir de ahí ya podemos aplicar el filtro nuevo de pintura al óleo.

filtro pintura

Con los controles de este filtro podemos ajustar distintos valores como la estilización (trazos más alargados o más cortos), la limpieza (lo que se noten las cedas del pincel), la escala (en teoría el tamaño del pincel utilizado), etc. Una vez que tenemos los valores que más nos gustan damos ok y tenemos el resultado de este filtro.

Sin embargo todavía podemos mejorar un poco más el aspecto parecido a un cuadro real. Y es que en la mayoría de los cuadros se aprecia en algunas o en todas las zonas, la textura del lienzo. El filtro de pintura al óleo tiene como uno de sus puntos fuertes el crear textura del óleo. Y cuando en un cuadro se aprecia esa textura es porque tapa a la trama de la tela. Por eso tenemos que crear una textura de lienzo pero no en todo el «cuadro» sino en algunas zonas. En este caso, creo que las pinturas más oscuras son las que más manchan y por lo tanto las que menos densas debería utilizar el pintor. Por lo tanto, en las zonas oscuras es donde más se debería apreciar la textura del lienzo. Para poder aplicar la textura sólo en las zonas más oscuras vamos a copiar la imagen y a pegarla en un documento nuevo. En este documento aplicamos el filtro tampón.

filtro tampon

Con esto hemos conseguido una imagen en blanco y negro que posteriormente utilizaremos como máscara. Sin embargo, tal y como está resultará demasiado dura. todavía debemos mejorar alguna cosa. Con os ajustes de niveles corregiremos para que el mergo no sea tan negro. De esa forma, al utilizarlo como selección o máscara, aplicaremos la textura en las zonas blancas y un poco en las grises oscuras.

Además, con un poco de desenfoque sobre esta versión en blanco y negro conseguiremos que las transiciones entre las zonas con textura y sin ella sean suaves.

desenfoque

Ya tenemos la máscara que vamos a utilizar para aplicar la textura en la foto original. Copiamos la imagen en blanco y negó que acabamos de hacer y nos volvemos a la imagen original. Nos ponemos en modo máscara rápida y la pegamos.

mascara rapida

Salimos del modo máscara rápida y aplicamos el filtro texturizar con ajustes de lienzo. El tamaño de la tela y la profundidad depende de nuestro gusto: personalmente me gusta que la textura sea muy sutil.

texturizar

Todo el proceso de creación de la máscara sirve para que ahora la textura se aplique sólo por las zonas oscuras y no por todo el «cuadro». En la realidad, en los cuadros al óleo no se suele apreciar la textura de la tela por todas partes igual y de esta forma conseguimos un efecto más realista. El resultado final es este.

@contracox