Prioridad de velocidad: Cuándo y cómo usarla

Después de escribir ayer un post denostando el modo de disparo automático, voy a comenzar una serie en la que voy a explicar cuándo, porqué y sobre todo cómo utilizar cada uno de los otros modos. De forma intercalada con otros temas iré mostrando con ejemplos por qué utilizar cada modo en la situación que lo requiere.

Hoy voy a comenzar con el modo de prioridad de velocidad de obturación. Lo primero que hay que decir es que no todas las cámaras utilizan el mismo icono para este modo. Algunas de ellas utilizan una “S” y otras ponen en su lugar “Tv”. Si te has leído el manual de tu cámara ya lo sabías pero si no eres de “esos” pues ya lo sabes. S o Tv significa prioridad de velocidad de obturación.

El propio nombre lo dice bien claro. Este modo da toda la prioridad a la velocidad con la que se abre y se cierra el obturador o dicho de otra forma el tiempo que permanece abierto. De ahí os iconos (S de speed y T de time).

Utilizando este modo, somos nosotros los que decidimos cuanto tiempo tendremos el sensor expuesto. La cámara se encargará de decidir cuanto tiene que abrir el diafragma para capturar la luz necesaria. Si no tienes esto claro te recomiendo que leas este post sobre la exposición.

En caso de que el fotómetro de la cámara detecte que la cantidad de luz que puede captar (a pesar de el ajuste de diafragma que haga) con esa velocidad es demasiada o demasiado poca nos lo avisará con algún indicador de sobre o sub exposición.

Si es así, podremos ajustar el ISO para conseguir un resultado correctamente expuesto.

Cuando utilizar el modo Tv o S

Las situaciones en las que podemos aprovechar las bondades de este modo son aquellas en las que la velocidad de lo que sucede sea una factor decisivo. Esto incluye tanto las escenas rápidas como las lentas. Imaginemos un partido de fútbol de nuestros hijos. La velocidad con la que se mueven los jugadores es determinante. El movimiento tanto de jugadores como del balón hace que tengamos que elevar la velocidad de obturación para no hacer fotos movidas (ojo, no confundir con trepidadas ni desenfocadas).

En esa situación las circunstancias nos obligan a subir la velocidad pero no siempre este modo lo utilizamos para dispara rápido. También podemos utilizarlo para bajar la velocidad. Imaginemos la típica fotografía de una cascada con aguas sedosas. Nuestra intención es que el agua de la cascada no quede “congelada” sino que cree efecto de seda. Para ello necesitamos alargar el tiempo de exposición incluso hasta varios segundos. En función de la luminosidad del lugar, puede que hacer una exposición tan prolongada nos produzca sobreexposición (foto quemada) aunque bajemos el ISO al mínimo y la cámara cierre el diafragma al máximo. En este caso podemos recurrir a los filtros de dendidad neutra (ND). Se trata de filtros de color gris que sin afectar (en teoría) al color, si afectan a ala luminosidad, oscureciendo toda la imagen y permitiendo así prolongar la exposición.

prioridad velocidad de obturación

Otros efectos con la velocidad

Además de permitirnos congelar situaciones o mostrar movimientos, la prioridad de velocidad nos puede ayudar también a crear otro tipo de efectos en los que la velocidad del sujeto es algo importante. Un ejemplo muy utilizado son los barridos. Consisten en bajar (relativamente) la velocidad de obturación de forma que de por si, el sujeto quedaría movido. A partir de ahí, hacer la fotografía moviendo la cámara tratando de hacer coincidir el movimiento de la cámara con el del sujeto. El resultado es una foto en la que el fondo queda movido y el sujeto no (o poco movido). Este tipo de fotografía no sería posible sin poder controlar la velocidad de obturación y por eso hay que hacerlas en este modo o en manual.

@contracox