¿Necesito un gran angular?

Uno de los objetivos que pueden completar nuestro equipo fotográfico es el gran angular. Una focal corta nos permitirá hacer fotografías de paisaje que difícilmente podríamos conseguir con focales más largas. Sin embargo adquirir un gran angular puede resultar poco rentable ni no pensamos darle suficiente uso. ¿De verdad necesitas comprar un gran angular?

¿Qué es un gran angular?

Aunque parezca una pregunta un poco simple, lo cierto es que no es ninguna tontería explicar en primer lugar qué es un gran angular. Y es que en función de la cámara que utilicemos e incluso de nuestros gustos y necesidades, un angular puede ser una cosa u otra. En función el tamaño de tu sensor y por lo tanto del factor de recorte, un objetivo puede servirte de angular para una cámara pero no para otra. Así, un objetivo 24mm se podría considerar angular (aunque no extremo) para un sensor FF mientras que en uno APSC se convierte en un 38 por lo que queda muy legos de serlo. Y al contrario, un 16-50mm para un sensor APSC comienza su focal en angular pero no extremo mientras que esos 16mm en un sensor FF ya si es un “señor angular”.

¿Para que usar un gran angular?

Antes de decidirte a comprar un objetivo gran angular plantéate el tipo de fotografía que te gusta hacer y sobre todo el que no te gusta hacer. A partir de ahí, ten en cuenta que un gran angular te será muy útil para:

Fotografía de paisajes. Si eres de esos que les gusta subir montañas, buscar rincones de la naturaleza, explorar playas al atardecer, etc. posiblemente, un angular te resulte casi imprescindible. Un objetivo con focal corta te facilitará meter en el encuadre casi todo lo que ves. Además, esas focales te ayudarán a aumentar considerablemente la profundidad de campo cosa muy interesante en la fotografía de paisajes.

fotografía-paisaje-gran-angular

Fotografía de arquitectura. Si alguna vez has intentado hacer fotografías descriptivas de interiores te habrás dado cuenta de lo importante que es capturar todo el entorno. En estancias pequeñas, como baños, resulta especialmente complejo y en ocasiones es recomendable incluso fotografiar la estancia desde fuera de ella. En todos estos casos, un gran angular te facilitará el trabajo enormemente aunque a menudo a costa de algo de distorsión de la perspectiva.

fotografía de interiores con un gran angular

retratos-alternativos-gran-angularRetratos alternativos. Quizá el consejo más sabio a la hora e hablar de retratos y objetivos de gran angular fuese no utilizarlos nunca. Este tipo de focales genera grandes distorsiones que pueden resultar desastrosas en los retratos. Sin embargo como herramienta creativa para hacer retratos “diferentes” puede darte más de una sorpresa.

 

¿Para qué NO usar un gran angular?

Igual esta pregunta se contesta con leer la anterior pero por si acaso vamos a dar un repaso a los tipos de fotografía en los que no es el tipo de objetivo más recomendable:

Retratos. Como ya hemos comentado, estos objetivos tienen a distorsionar la imagen por lo que para un retrato clásico posiblemente no sean la mejor opción. Si aún así te decides o no tienes más remedio que utilizar un gran angular para hacer retratos ten en cuenta el siguiente consejo: aleja al protagonista de los extremos de la foto y de la cámara. El centro de la imagen quedará distorsionado sólo si acercas demasiado el sujeto mientras que los extremos quedarán siempre distorsionados.

retrato-gran-angular

 

Fotografía de animales en su entorno. Casi se podría asegurar al 100% que si quieres hacer una fotografía e un animal en su entorno (o incluso en un zoológico), con un gran angular quedará excesivamente pequeño. Exceptuando fotografías de manadas o grupos en general que se parecen mucho a la fotografía de paisaje, para el resto de fotografías de animales yiliza focales más largas.

Y si no tengo gran angular… ¿Qué puedo hacer?

Al principio comentamos que un gran angular puede ser un buen complemento para tu cámara pero el desembolso que supone será o no rentable en función de lo que lo necesites. Sin embargo, si prefieres invertir en otras opciones no tienes por qué renunciar a fotografiar grandes paisajes si ocasionalmente necesitas hacerlo. Con un objetivo menos angular siempre puedes recurrir a la fotografía panorámica. Bien desde la propia cámara o bien desde el ordenador, con una serie buena de fotos puedes conseguir resultados dignos del mejor gran angular.