Lightroom 5.7 permite importar librerías de Aperture e iPhoto

Después del abandono por parte de Apple de los usuarios profesionales de fotografía con la discontinuidad de Aperture, por fin sale al mercado una actualización de su principal rival (y gran beneficiado) Adobe Photoshop Lightroom.

Esta actualización gratuita permite importar de forma transparente y sin necesidad de plus-ins de terceras partes tu antigua librería de Aperture hacia Lightroom.

Como migrar de Aperture a Lightroom

El proceso es bastante sencillo y transparente para el usuario. Basta seleccionar Extras de plugin>Importar desde biblioteca Aperture para comenzar el proceso de importación. Durante ese proceso encontraremos algunas ventanas de dialogo con distintas opciones.

donde importarEn la primera ventana es donde elegimos la librería que queremos importar y el lugar donde queremos colocar las imágenes que importemos.  En la esquina inferior izquierda tenemos un botón de opciones que nos abre una nueva ventana.

opciones-de-importacionLa primera de las opciones nos permite elegir si queremos importar las previsualizaciones creadas en Aperture. Ya veremos más adelante que este botón es más importante de lo que parece. Los tres siguientes botones sirven para especificar si se importan las palabras clave de Aperture y si se quiere que algunas de las cualidades de Aperture no “transformables” a Lightroom. Mediante palabras clave podremos posteriormente y con poco esfuerzo, aplicar colores o crear pilas en Lightroom.

El último de los botones de opciones permite conservar reverenciados los archivos. Un archivo reverenciado (tanto en Aperture como en Lightroom) se conserva en su localización original sin trasladarlo a la librería de fotos de la aplicación. Este botón permite conservar las imágenes en su localización original de forma que además de incluirlas en la librería de Lightroom podremos seguir utilizándolas desde Aperture.

Una vez arrancado el proceso de importación Lightroom nos hace una nueva pregunta.

geolocalizacionLa geolocalización en Lightroom analiza las coordenadas para asignar de forma automática ciudades, estados y países. Lo que ocurre es que para hacerlo recurre a la información de Google Maps y para ello debe enviar información de coordenadas cosa que entre otras cosas no es legal sin nuestra autorización. Por eso nos pide permiso. No envía ni las fotos ni ninguna información personal por lo que en principio no deberíamos temer a autorizar a la aplicación a hacerlo.

Una vez terminado el proceso nos muestra la ventana de información de importación.

informacion-de-importacionEn esta ventana nos da información de lo que a importado y de lo que no ha podido importar y ha transformado en información de Lightroom. Por ejemplo, la función de Caras de Lightroom que no está disponible en Lightroom la soluciona aplicando una palabra clave con el nombre de cada cara a las fotos reconocidas por Aperture.

Aquí termina el proceso de importación. Bienvenidos a una nueva forma de procesar y catalogar vuestras fotos.

Y ahora las malas noticias

Hasta aquí todo parece muy bonito, sencillo y transparente. Hemos perdido la función de caras pero el potente procesado de Lightroom posiblemente compense la pérdida. Pero la realidad es muy distinta. Y es que la realidad es que los ajustes de revelado se habrán perdido todos. Es decir, lo que Lightroom ha importado son los ficheros originales RAW sin procesar. Y en el mejor de los casos, si hemos seleccionado “importar las previsualizaciones de Aperture”, las habrá importado como fichero JPG. Y aún así tampoco es cierto del todo. Para que nos importe las previsualizaciones como JPG deben de ser “”Copias virtuales” o como Aperture las llama “nuevas versiones” de la foto. Es decir, si sólo hemos aplicado un procesado, perderemos toda esa información. Si hemos creado copias virtuales en Aperture, nos las importará como JPG.

Pocas esperanzas

No es por se agorero pero hace años, cuando Adobe adquirió Macromedia y fusionó Freehand e Ilustrador añadiendo las “mejores” funciones del primero en el segundo, lo cierto es que la filosofía fue cuidar a los usuarios de Ilustrador de toda la vida y que los que migrasen desde Freehand se “buscasen la vida”. Después de unos meses esperando esta actualización, que no permita conservar los ajustes de revelado es una verdadera decepción. Igual nos habíamos hecho demasiadas ilusiones y se trata de una operación imposible pero lo cierto es que una vez más serán lo usuarios los que tendrán que fastidiarse. En este caso no se trata solo de aprender a utilizar una aplicación nueva con todo lo que conlleva sino que todo el trabajo realizado durante años, antes o después terminarán teniendo que repetirlo o perder. La alternativa sólo será, si se quiere conservar los procesados con calidad, exportar desde Aperture los ficheros ya revelados en formatos sin pérdida (PSD, TIFF) y aun así preservar os originales por si acaso.
Una verdadera pena.