No cabe ninguna duda de que el teléfono de Apple es una gran herramienta y no sólo como medio de comunicación (hablada o escrita).
De hecho, estoy escribiendo este post desde uno de ellos. Como pequeño ordenador que es, un iPhone permite muchas otras funcionalidades. Vamos a comentar cosas que puede hacer un fotógrafo o un aficionado a la fotografía con un teléfono de estos.

Hacer fotos

Poco hay que decir de la cámara de fotos de un iPhone que no se haya dicho ya y de hecho, en poco tiempo, este dispositivo consiguió ser el más utilizado entre los usuarios de Flickr. Obviamente no era por tratarse de la mejor cámara sino por la combinación que supone unir una cámara con una conexión a internet tan sencilla y práctica.

Aunque la cámara del iPhone es bastante buena (como la de otros muchos teléfonos móviles), la aplicación creada por Apple para hacer fotos puede no ser la mejor opción para muchos usuarios.
En mi caso la utilizo con frecuencia por la rapidez de acceso desde la pantalla de desbloqueo pero a la hora de hacer fotos con algo más de precisión nunca es mi elegida.

Camera +

Sin duda una de las mejores aplicaciones para hacer fotos con un iPhone es Camera+. Se trata de una app que mejora el control de la cámara permitiendo de forma sencilla y sobre todo rápida, separar el punto de medición de la exposición y el de enfoque.
Además permite también utilizar la cámara con estabilizador y con temporizador. Sólo por estas cosas ya merece la pena usar esta app aunque hay otras muchas que permiten funciones similares con ligeras variaciones y distintos precios. Gorilla Cam es un buen ejemplo de aplicación casi igual de práctica.

Filtros en las fotos

Las aplicaciones de fotografía que simplemente añaden filtros a las imágenes capturadas son ya legión. Una de las primeras (y desde luego la más famosa) es Instagram. Con ellas, cualquier foto se convierte en una imagen interesante sin necesidad casi ni de estar bien tomada. Personalmente creo que no tiene mucho mérito hacer fotos con Instagram y que es algo sencillamente pasajero que no contribuirá ni a mejorar el nivel de los fotógrafos ni a empeorarlo. Es simplemente un juego para los que no quieren aprender a editar sus fotos con precisión.

Edición más profesional

Lógicamente hablar de «profesional» cuando de trata de una cámara como la de un teléfono de os de hoy es un poco atrevido. Sin embargo, para los usuarios a los que les gusta editar sus fotos y hacer algunos ajustes un poco más serios una vez tomadas, existen aplicaciones que aprovechan lo mejor de la cámara del iPhone y las prestaciones de su procesador. Miniphotoshops que harán las delicias de los usuarios que no se conforman con aplicar un filtro predefinido.

Una de las más coincidas (y de las mejores) es Snapseed. Una aplicación que hace unos meses fue adquirida por Google y que permite hacer ahustes de revelado como reencuadres, balance de blancos, contraste y como no, también efectos de marcos y filtros predefinidos. Una de las cosas que más me gusta de Snapseed es que al utilizarla no se tiene la sensación de ser una adaptación de otra aplicación al iPhone sino que se siente como aplicación creada específicamente para un sistema multitouch. Hay que decir que también existen versiones para Android, OSX y Windows.

slowshutterFotografía de larga exposición

Uno de los principales fallos que puede encontrar el usuario al utilizar la cámara de un iPhone es la imposibilidad de controlar de forma manual la apertura y la velocidad de obturación. Personalmente creo que es algo fundamental. La aplicación SlowShutter permite hacerlo aunque de una forma muy básica. Es una app pensada para hacer fotografías de larga exposición que nos permite seleccionar tiempos desde 0,5 segundos hasta modo bulb. Obviamente necesitaremos tener bien estabilizado el iPhone con un trípode. Una vez que se toma la instantánea la aplicación ofrece unos controles para definir la exposición del resultado. No es exactamente un control preciso de la velocidad de obturación pero a falta de pan…

@contracox