Tags

Related Posts

Share This

Fotografía tether con Lightroom

Lo primero que deberíamos explicar antes de empezar este post es que es eso de hacer fotos en modo tether. Se llama tethering a la conexión entre dispositivos (con cable o sin él) de forma que uno utilice al otro como pasarela para transferir información. Es decir, un dispositivo sirve de puente y sólo de puente para la transferencia de datos.

En el campo de la movilidad se utiliza el término tethering entre otras cosas para denominar la capacidad de compartir la conexión de un tléfono para conectarse a la red no con ese teléfono sino con un ordenador.

En fotografía, se utiliza (aunque no es tan exacta la definición) para definir a la utilización de una cámara desde un equipo externo (ordenador, teléfono, tablet…).

Algunos fabricantes de cámaras han desarrollado software específico para poder disparar sus cámaras de esta manera aunque como es lógico, para poder encuadrar desde un ordenador, la cámara deberá estar en modo Lifeview.

Este tipo de fotografía tiene algunos usos muy específicos para los que es realmente interesante (técnicas de stop motion y grabación en vídeo) aunque para el resto de trabajos puede resultar menos práctico.

Falso tether

Sin embargo hay un tipo de fotografía que sin ser exactamente tether, si suele ser denominada como tal. Consiste en conectar la cámara a un equipo externo y utilizar éste como almacenamiento en lugar de trabajar con tarjetas y volcar posteriormente. La principal ventaja de esta técnica es la rapidez a la hora de visualizar el trabajo y editarlo. Sobre todo si conseguimos que las fotografías aparezcan directamente en la librería de Lightroom.

No todos los fabricantes de cámaras ofrecen software con el que hacer este proceso de forma nativa. Lightroom ofrece una opción muy interesante y es la importación automática desde una carpeta. Si la conexión de tu cámara te permite hacer fotografías almacenándolas de forma instantánea en el disco de tu ordenador y tenemos la mitad del problema solucionado. Si no es así, puedes solucionarlo con tarjetas eye-fi (ojo, algunas de ellas solo permiten trabajar con JPG). El caso es que de alguna manera tengas la posibilidad de que tus fotos pasen de forma instantánea al disco duro de tu ordenador.

Lo que resta es pasar las fotos de esta carpeta a Lightroom. En el menú Archivo>Importación automática encontramos los ajustes de importación automática. En ellos definiremos la carpeta que Lightroom deberá vigilar. Todas las imágenes que metamos en esta carpeta se importarán de forma automática a nuestra librería. Si configuramos como carpeta vigilada aquella en la que nuestra cámara o nuestra tarjeta eye-fi archive nuestras fotos tendremos el enlace terminado. A partir de ahí podemos especificar en que carpeta de nuestra librería de fotos preferimos que se almacene, que ajustes de revelado o de metadatos queremos automatizar e incluso si queremos que se generen de forma automática previsualizaciones 1:1.

Se trata de un proceso sencillo pero que para la fotografía de estudio o incluso para la creación de vídeo fotograma a fotograma nos resultará de gran ayuda.

@contracox