Aunque a menudo se habla de la fotografía en clave alta y clave baja como una técnica lo cierto es que no se trata más que de dos tipos de fotografías. Fotografías en las que predominan los tonos blancos o muy claros y las que por el contrario están inundadas de negros o tonos muy oscuros. Es importante destacar que no es lo mismo una fotografía sobreexpuesta que en clave alta y lo mismo con las subexpuestas y la clave baja.

En este caso vamos a hablar de la fotografía en lave baja pero prácticamente todo lo que digamos será aplicable (pero a la inversa) a la clave alta.

El histograma

Un histograma de una fotografía es una representación en forma de gráfico de barras de los pixeles de una foto y de los colores representados. Es decir, el histograma de una fotografía completamente negra sería una columna muy alta en la parte izquierda del gráfico. El histograma de una fotografía en clave baja siempre es algo parecido.

Si sabemos interpretar correctamente los histogramas sabremos que un histograma de una fotografía en clave baja puede ser igual al de una fotografía subexpuesta y sin embargo habrá muchas diferencias entre ambas imágenes.

La iluminación

Posiblemente una de las claves de la fotografía en clave baja es la iluminación. Si sabemos controlar la luz que infiere en nuestro sujeto podremos hacer que predominen las zonas oscuras sin sacrificar por ello la correcta iluminación de las zonas que queramos resaltar.

La diferencia en este caso con las fotografías subexpuestas sería muy notable. En una fotografía subexpuesta, el predominio de los colores oscuros se produce por la escasez de luz capturada en toda la foto y no sólo en alguna zona.

La intención

Pero sin lugar a dudas lo que diferencia realmente a una fotografía en clave baja de una subexpuesta es la intención. Mientras que en una se busca deliberadamente la correcta exposición de una zona y la exagerada subexposición del resto, en la otra la subexposición es sencillamente un error. En los siguientes ejemplos podemos verlo junto con sus dos histogramas. Independientemente de la belleza de una u otra (ninguna de las dos vale gran cosa) lo que se ha pretendido es explicar de forma clara la diferencia entre las dos.

clave baja

subexpuesta

Las dos fotos fueron tomadas con una diferencia de unos segundos. Las dos en una zona poco iluminada del interior del Templo de Debod (Madrid). La primera de ellas tiene la intención de ser una foto en clave baja. La segunda sencillamente está subexpuesta.

El fondo y el motivo

Ya hemos visto que una de las formas de conseguir una clave baja es jugar con la iluminación. Sin embargo también se puede conseguir una clave baja correcta a partir de la decoración, el fondo o incluso la ropa del sujeto. En el siguiente ejemplo se utilizó un fondo de tela negra.

clave baja

En cualquier caso, lo que cada uno considere una buena o mala clave baja ya es, como siempre, un tema subjetivo. Lo que para unos será una fotografía excelente para otros será sencillamente un error de exposición.

@contracox