barrido

Fotografía con barrido. Javier Presa. portalminimotos.com

Fotografiar sujetos en movimiento es una de los primeros retos que nos surgen cuando comenzamos a aficionarnos a la fotografía. Después de un tiempo con aquella frase de: «Quietos un momentito… clik» todos nos planteamos si podemos hacer también esas fotos sin tener que avisar ni pedir que se esté quieto el sujeto. Y es que además hay ocasiones en que no sólo no podemos pedirlo sino que tampoco nos harían caso. En el caso de niños perderíamos toda la espontaneidad pero en el caso de animales o vehículos es sencillamente imposible. Para fotografiar ese tipo de movimientos la alternativa primera es aumentar la velocidad de obturación y así congelar el movimiento. Para ello necesitaremos tener la luz suficiente.

Sin embargo hay otra técnica que puede ayudarnos a conseguir un sujeto nítido a pesar de su movimiento pero con velocidades de obturación más lentas: los barridos.

Un barrido consiste en mover la cámara en el sentido del movimiento del sujeto de forma que ese movimiento se convierte en menor con relación a nuestro sensor. De esa forma, el sujeto quedará menos movido o incluso completamente nítido mientras que el resto de la imagen (el fondo) quedará movido de forma que aportará sensación de velocidad.

Dicho así parece muy sencillo de hacer y la realidad es que no es demasiado complicado. Eso si, hace falta práctica para conseguir buenos resultados. Además posiblemente te ayude tener en cuenta algunos consejos:

  • Antes de empezar analiza el movimiento del sujeto. Es muy usual utilizar esta técnica para hacer fotos en circuitos de velocidad. Aprovecha que en ellos el movimiento siempre es casi idéntico. El hecho de que la carrera sea dando vueltas al circuito te ayudará a ver el movimiento al que tienes mejor acceso y analizarlo con detalle.
  • Ensaya el movimiento. Cada vez que pase un corredor, aunque no sea el que tú quieres fotografiar, aprovecha y sigue su movimiento a través de tu visor. En una misma vuelta pasarán todos los corredores. Aprovecha todos los que puedas hasta que te sientas cómodo/a con el movimiento.
  • Utiliza en enfoque manual. Necesitas que tu cámara dispare lo más rápido posible. Aunque el enfoque automático sea el más rápido del mundo, algo de tiempo perderás si lo utilizas. Aprovecha que la distancia es casi idéntica en cada vuelta para calcularla y enfocar en manual.
  • Evita aperturas extremas. Aunque dispares con un objetivo luminoso, intenta no utilizar aperturas mayores que f8. Aumentarás la profundidad de campo que te hará mucha falta. Si por las condiciones de iluminación es necesario, sube el ISO para compensarlo.
  • La velocidad de obturación dependerá de tu destreza y de la velocidad del sujeto. No es lo mismo una carrera de 100 metros lisos que una de superbikes. Comienza con una velocidad de 1/30 y haz pruebas bajando cada vez más la velocidad.
  • Me gusta terminar siempre mis listas de consejos con el más importante. Disfruta. Si estás leyendo esto, es obvio que no vas a hacer esas fotos por un asunto profesional.
barrido fotográfico

Es evidente que la velocidad del sujeto condiciona y mucho la velocidad de obturación que deberás utilizar.