Ayer tuve una conversación con una amiga a través de Facebook a raíz de unas fotografías que por lo menos desde mi monitor se veían demasiado oscuras. Lo primero que le pregunté fue si ella también las veía oscuras. Obviamente si no era así, el problema podía estar en mi monitor o en el suyo. Sin embargo, si ella las veía oscuras también lo que está ocurriendo es que subexpone todas sus fotografías.

Los motivos por los que una persona puede estar subexponiendo todas sus fotos son tres:

El primero porque le da la gana. Su quieres subexponer porque te parece que así quedan más bonitas no hay más que hablar. Quizá estés marcando un estilo que algún día los demás lleguen a copiar.

El segundo es porque tu cámara tenga ligeramente averiado el exposímetro. Es decir, que tiene tendencia a creer que esa exposición es la correcta cuando en realidad se queda un poco corta. Lo mejor sería llevarla a arreglar pero lo más probable es que no sea este el motivo real.

El tercer motivo (y mucho más probable) es que en algún momento que te hayas puesto a tocar los controles de tu cámara, hayas tocado la compensación de la exposición y te hayas olvidado de dejarlos en su sitio.

Los controles de compensación de exposición se suelen encontrar al pulsar un botón con el indicador +/- (bien sea físico o bien en algún menú en pantalla). En ellos solemos encontrar algo como -3, -2, -1, 0 +1, +2, +3. Lo normal es que entre esos números encontremos pasos intermedios de un valos de 1/3 de paso. Es decir, entre -1 y -2 podremos seleccionar dos pasos intermedios.

Pues bien, si el problema era que habíamos dejado este control en un valor que no fuera 0 ya tenemos la solución. o dejamos en 0 y arreglado. Si por el contrario, el control de compensación de la exposición estaba en 0, el problema de nuestra cámara será el segundo. Puede que esté averiada.

¿Y para que sirve el control de  compensación de la exposición?

La compensación de la exposición sirve para decirle a la cámara que aunque su medición de la luz le diga una cosa, nosotros queremos que exponga más o que exponga menos. Así de sencillo.

  • La pregunta que surge en este momento es ¿Por qué debería no hacer caso a la medición correcta (suponemos que la cámara no está estropeada) diciendo yo que exponga más o menos? La respuesta está en los modos de medición. Las cámaras suelen tener distintos modos de medición. Modo puntual. Mide la luz en un punto concreto.
  • Modo ponderado al centro. Mide teniendo en cuenta toda la escena pero dando más importancia al centro.
  • Modo matricial. Mide la luz de toda la escena.

Si utilizamos la medición puntual posiblemente no necesitemos nunca utilizar la compensación de la exposición. Simplemente buscamos un punto en el que la luz nos parezca correcta y disparamos.

Pero imaginemos una escena como esta:

Palacio Real de Madrid

Si se toma esta foto con medición matricula, la cámara analizará todo el entorno,encontrará que hay muchas zonas negras e intentará corregirlas para que no queden tan subexpuestas.

Resultado: Una foto con el cielo gris oscuro, lleno de ruido y con el palacio completamente quemado. Lo más sencillo en este caso sería cambiar la medición matricial a puntual pero si no queremos hacerlo, necesitaremos compensar la exposición par indicarle a la cámara que aunque ella crea que necesita más luz porque todo está muy oscuro, nosotros lo queremos así de oscuro.

En el caso de fotografía en la nieve o en la playa nos sucederá justo lo contrario.

@contracox