Cómo mejorar tus fotos

Todo el que utiliza una cámara de fotos, sea novato o profesional, haya hecho decenas, cientos o miles de fotos, aspira a mejorar en la calidad de las mismas. De hecho, una de las citas más célebres tuiteadas es esa de Emmet Gowin que dice ”¿Cuál de mis fotos es mi fotografía preferida? Una que voy a hacer mañana.” Y es que pocas actividades tienen tanta capacidad de movernos hacia la autosuperación como la fotografía.

Lógicamente dar consejos a los profesionales es siempre una labor compleja pero incluso el mejor de los fotógrafos hay momentos en que no le vendría mal recordar alguna de las normas más básicas para mejorar en nuestras fotografías. Aquí os dejo algunos consejos para intentar mejorar. Yo lo intento siempre 😉

Conoce bien tu equipo. A casi nadie le gusta leer los manuales de los cacharritos que se compra. Debo reconocer que, en ese sentido, los perros verdes son gente de lo más normal a mi lado ya que soy un apasionado de los manuales. A menudo, cuando me decido a comprar un equipo nuevo (cámaras, ordenadores, etc) busco por internet información antes de decidirme y cuando ya e he decidido busco los manuales en la web del fabricante y comienzo a devorarlos antes incluso de tener el equipo. Sin embargo entiendo que no todo el mundo es tan “raro” como yo. Para ellos hay multitud de publicaciones, blogs, libros, etc que pueden facilitar el manejo de su cámara. Es imprescindible conocer bien el funcionamiento de cada parte de nuestro equipo para sacar el 100% del mismo.

Prueba cosas distintas. Decía Einstein que si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo. Aplicar esto a la fotografía es uno de los mejores trucos para mejorar. Ya te aviso de que hacer cosas distinta no siempre es garantía de que sean buenas. pero serán distintas. Y con ellas aprenderás. Aprenderás cuales de esas cosas distintas te han salido bien y cuales no. Sin embargo, si haces siempre lo mismo será muy difícil que obtengas resultados diferentes.

Intenta transmitir algo. Intenta que tus fotos digan algo. Busca un protagonista. Trata de explicar con una sola imagen que es lo que está sucediendo. No hay nada más aburrido que una foto que no dice nada. Incluso un paisaje puede contar una sensación. Búscala.

Vigila la luz. Antes de hacer una foto analiza la luz. Mira de donde viene. Que intensidad y temperatura de color tiene. Que sombras te crea. Si te gustan esas sombras o si quieres rellenarlas. Donde rebota. Piensa que una foto no es más que una captura de la luz. Cuanto mejor conozcas como funciona la luz, mejores resultados obtendrás.

Disfruta. Para mi, el principal consejo para conseguir buenas fotos es que disfrutes haciéndolas. Si lo haces así, se notará. Si hace fotos porque tu novia quiere o porque te han regalado una cámara y crees que debes utilizarla, nunca conseguirás buenos resultados. Si haces fotos que sea porque te apetece.

Si te gusta, compártelo 😉

@contracox