Consigue tus mejores fotos con la cámara de tu móvil...

Hay un dicho muy común entre los fotógrafos y los aficionados a la fotografía que dice que “la mejor cámara del mundo es la que tienes en ese momento”. La aparición de teléfonos con cámara y, sobre todo el aumento de la calidad de los sensores de estas, convierte nuestro teléfono en “la mejor cámara” ya que es la que prácticamente siempre llevamos con nosotros. Sin embargo, no siempre sabemos sacar todo el rendimiento que nos pueden dar. Aquí dejamos unos sencillos consejos con los que exprimirás la cámara de tu teléfono al máximo: Conoce bien tu cámara. Este es un consejo aplicable a cualquier cámara y es que la mayoría de usuarios no leen nunca ni los manuales ni tutoriales de sus cámaras. Independientemente de la cámara que manejes, es importante que sepas todo lo que ésta puede ofrecerte y para ello nada mejor que leerte los manuales. Funciones como cambiar el balance de blancos, poder ajustar el ISO o la duración de la exposición pueden ser cruciales a la hora de conseguir una buena foto. Aprende un poco de fotografía. Si además de conocer bien tu cámara aprendes algunos conceptos básicos de fotografía como qué es la apertura, el ISO o la velocidad de obturación, la mejoría en tus fotos será notable. Ojo a la iluminación Ten en cuenta que aunque la mayoría de teléfonos incluyen un flash; lo cierto es que no es de demasiada utilidad a la hora de hacer buenas fotografías. Tanto el tamaño como la potencia y la escasa distancia al objetivo lo convierten posiblemente en la peor fuente de luz para tus fotografías. Cualquier lámpara que tengas a mano será una opción mejor. Sujeta bien el terminal. La estabilidad de una cámara es uno de los factores más importantes...

Lightroom mobile, un paso hacia el futuro de la edición...

Acaba de presentar Adobe una nueva aplicación para iPad que se plantea desde un inicio como complemento a la versión de escritorio de Adobe Photoshop Lightroom. Después de algunos experimentos parece que esta versión pretende ser un complemento para los fotógrafos que quieran catalogar y editar fotografías sin necesidad de estar frente a su ordenador. La movilidad que aporta un iPad puede ser de gran ayuda tanto en el momento de hacer una foto como en el de procesarla. Uniendo las posibilidades de una cámara con las de un tablet y las de Lightroom formaremos un equipo portátil realmente sorprendente. Sin embargo no son todo buenas noticias. Las limitaciones de esta combinación todavía nos dejan un poco de sensación agridulce. Lightroom gratis pero no tanto Antes de decidirnos a instalar esta aplicación en nuestro iPad debemos saber que aunque su descarga es gratuita su utilización implica hacer algún desembolso y es que cuando la instalamos nos pide el acceso a nuestra cuenta de Adobe y una vez conectados comprobará si tenemos suscrito el plan de suscripción al paquete Lightroom + Photoshop. De entrada nos permitirá utilizar la versión instalada durante un mes pero a partir de ahí sólo arrancará si somos suscriptores. En mi caso tengo una licencia de Lightroom 5 y no la suscripción por lo que no se exactamente que sucederá transcurrido ese mes. Ya actualizaré esto cuenco llegue el momento. Conectar Lightroom de escritorio Según indica la propia Adobe, para comenzar a trabajar con la versión movil de Lightroom debemos en primer lugar actualizarnos a la última versión (la 5.4 actualmente) para que sea compatible con la versión movil. Una vez actualizado debemos conectar nuestra versión de escritorio con nuestra cuenta de Adobe. Para ello accedemos a la conexión desde un menú semioculto tras nuestra placa de identidad de Lightroom. Sincronizando colecciones Una vez conectada nuestra aplicación podremos compartir “en la nube” las librerías que queramos editar con nuestros dispositivos móviles. Para ello pulsamos con el botón derecho de nuestro ratón sobre la colección a Sincronizar con Lightroom mobile. A partir de ahí, al utilizar la aplicación de iPad nos aparecerán las imágenes compartidas y podremos procesarlas en él. Interfaz básica de Lightroom mobile Ahora llegan las malas noticias. La realidad es que las opciones de procesado de Lightroom mobile no son ni de cerca las que tenemos en la versión de escritorio. Con una interfaz muy cuidada y lógicamente pensada para ser manejada de forma táctil, las herramientas de Lightroom mobile están divididas en cuatro grupos o módulos de trabajo: – Navegación. En este módulo podemos navegar por las fotografías importadas en nuestro iPad de forma sencilla. – Revelado. Igual que sucede en la versión de escritorio, el módulo de revelado es en el que procesamos las fotografías. Temperatura de color, luces, sombras, negros, etc son algunos de los valores que podemos ajustar con sólo seleccionarlos y variar su valor con el manejador. – Filtros. El tercer módulo permite aplicar procesados predefinidos a nuestras fotos. Personalmente creo que esta no es la función principal que busca un usuario de Lightroom pero cada vez está más de moda la aplicación de este tipo de efectos por parte de los usuarios menos experimentados. – Reencuadre. Finalmente encontramos el módulo de reencuadre que como se puede imaginar es con el que podemos aplicar reencuadres distintos con proporciones predefinidos o bien de forma libre. Compartir desde el iPad Una vez procesadas las fotos podemos compartirlas desde el iPad o bien a través de redes sociales, correo electrónico, mensajes SMS y demás formas de compartir propias de iOS. Para ello accedemos al menú de compartir y de forma muy sencilla seleccionamos el medio para hacerlo. Calidad JPG Viendo todas estas posibilidades de edición y envío podríamos hacernos una idea equivocada. Y es que Lightroom Mobile no está pensado para ser utilizado como alternativa a la versión de escritorio no sólo porque para...