Consigue tus mejores fotos con la cámara de tu móvil...

Hay un dicho muy común entre los fotógrafos y los aficionados a la fotografía que dice que “la mejor cámara del mundo es la que tienes en ese momento”. La aparición de teléfonos con cámara y, sobre todo el aumento de la calidad de los sensores de estas, convierte nuestro teléfono en “la mejor cámara” ya que es la que prácticamente siempre llevamos con nosotros. Sin embargo, no siempre sabemos sacar todo el rendimiento que nos pueden dar. Aquí dejamos unos sencillos consejos con los que exprimirás la cámara de tu teléfono al máximo: Conoce bien tu cámara. Este es un consejo aplicable a cualquier cámara y es que la mayoría de usuarios no leen nunca ni los manuales ni tutoriales de sus cámaras. Independientemente de la cámara que manejes, es importante que sepas todo lo que ésta puede ofrecerte y para ello nada mejor que leerte los manuales. Funciones como cambiar el balance de blancos, poder ajustar el ISO o la duración de la exposición pueden ser cruciales a la hora de conseguir una buena foto. Aprende un poco de fotografía. Si además de conocer bien tu cámara aprendes algunos conceptos básicos de fotografía como qué es la apertura, el ISO o la velocidad de obturación, la mejoría en tus fotos será notable. Ojo a la iluminación Ten en cuenta que aunque la mayoría de teléfonos incluyen un flash; lo cierto es que no es de demasiada utilidad a la hora de hacer buenas fotografías. Tanto el tamaño como la potencia y la escasa distancia al objetivo lo convierten posiblemente en la peor fuente de luz para tus fotografías. Cualquier lámpara que tengas a mano será una opción mejor. Sujeta bien el terminal. La estabilidad de una cámara es uno de los factores más importantes...

Cómo hacer mejores fotos con tu móvil...

La cámara de nuestro teléfono, a pesar de sus limitaciones, puede ser en ocasiones la mejor del mundo. Y es que la mejor cámara es la que tienes en ese preciso momento. En el momento en el que quieres hacer la foto, no siempre llevas tu mochila con tus objetivos y sin embargo, lo que casi siempre llevas a mano es tu teléfono. Te proponemos algunos consejos para conseguir sacar más rendimiento a esa cámara, tantas veces infravalorada y tantas otras único recurso para el fotógrafo 😉 Aprovecha el momento. Como hemos dicho, tu teléfono es esa cámara que siempre llevas contigo. Aprovechalo. Siempre que veas algo insólito, diferente, bonito, memorable… Algo que merezca la pena fotografiar, si no llevas una cámara mejor, usa el móvil. No abuses de los filtros. Aunque puedan parecer la solución estética a una fotografía, los filtros no dejan de ser una forma de enmascarar carencias. Mejor que añadir un filtro aprende a procesar tus fotos. O bien desde tu propio teléfono con aplicaciones como Snapseed o bien ya en tu ordenador con cualquier procesador de imágenes. Aprenderás más y tus fotos serán tus fotos. No lo que te ha salido. Acércate. No uses el zoom. Mejor reencuadra. La focal de los móviles suele se bastante angular. Por ello a menudo los objetos o personas que fotografiamos se nos quedan pequeños. Tienes dos soluciones. Acercarte o reencuadrar. No utilices el zoom de tu movil ya que se trata simplemente de un zoom digital que sólo te serviría para dos cosas: perder nitidez y estabilidad. Con una focal mayor necesitarás una velocidad de disparo mayor y por lo tanto una mejor estabilización. Este “sacrificio” de luz tiene sentido con un zoom óptico. Pero en el caso de un zoom digital, lo...

Snapseed: Posiblemente la mejor App de fotografía

Si te apetece controlar el revelado de tus imágenes y por supuesto aplicar filtros pero también modificar balance de blancos, correcciones selectivas de luminosidad, etc. olvídate de Intagram e instalate ya Snapseed. Lo primero que hay que decir es que se trata de una aplicación multiplataforma por lo que podemos utilizarla tanto en nuestros teléfonos móviles (iOS, Android) como en nuestro ordenador (Windows y OS X). En este caso vamos a analizar la versión móvil. El trabajo con Snapseed para iOS comienza con la importación de una foto. O bien desde la propia cámara del teléfono, desde la librería de imágenes o pegando una foto que tengamos en el portapapeles. A partir de ahí nos ofrece distintos módulos con los que editar la foto por pasos. Entre estos módulos algunos tienen funciones más automáticas como el ajuste completamente automático o los filtros de tipo Instagram para aportar dramatismo, aspecto envejecido, efectos de velado o marcos. A pesar de tratarse de efectos predefinidos también ofrecen la posibiliad de personalizarlos cambiando texturas o intensidades del efecto. Además de estos módulos tan automatizados, Snapseed ofrece la posibilidad de hacer ajustes completamente manuales sobre las imágenes. Entre las posibilidades de ajuste manual se encuentran el reencuadrado, enderezado, ajustes de luminosidad, contraste, saturación, balance de blancos, ajustes selectivos por zonas, nitidez y un módulo de blanco y negro que además de incluir ajustes precocinados también permite hacer imágenes en blanco y negro partiendo de canales de color concretos. Una vez terminada la edición de las fotos Snapseed ofrece la posibilidad de exportarla a la biblioteca, copiarla al portapapeles o bien compartiría por correo electrónico o a través de redes sociales (G+, Facebook y Twitter). En resumen. Una verdadera maravilla que aprovecha toda la potencia de nuestro teléfono para quien no se quiera conformar con hacer fotos y aplicar filtros. No se puede comparar con los reveladores profesionales pero sin lugar a dudas se trata de uno de los mejores programas (si no el mejor) si se quiere editar fotos dentro de nuestro iPhone....

GPS en cualquier cámara...

Cada vez es mayor el número de cámaras que incluyen un GPS en su interior que permite geopisicionar tus fotografías. Como casi todas las tecnologías, en un principo no tenía demasiada utilidad pero a medida que las aplicaciones de gestión y revelado de fotos como Lightroom y Aperture han incorporado posibilidades serias de utilizar esa información, la utilidad de esa función ha ido creciendo. Sin embargo todavía hay muchas cámaras que no lo incorporan y las que lo hacen devoran las baterías cuando se activa por lo que muchos usuarios renuncian a ello. Si quieres geopisicionar tus fotografías tengas la cámara que tengas, puedes hacerlo con el GPS de tu teléfono. La aplicación Geotag Photos es una solución sencilla y asequible (disponible para iOS y Andoid). Una vez instalada la aplicación debemos registrarnos como usuarios para poder acceder posteriormente a las rutas que creemos. Para comenzar una ruta hay que sincronizar los relojes de nuestra cámara y teléfono antes de iniciar la ruta fotográfica. Una vez hecho esto configuramos la frecuencia con la que queremos que nuestro teléfono compruebe nuestra posición. Para ello debemos tener en cuenta la velocidad de nuestra ruta. No se desplaza uno igual en bici que andando o en coche. A partir de ahí comienza nuestro viaje fotográfico. Sólo tenemos que disfrutar y hacer fotos. La aplicación irá controlando en que lugar estamos en cada momento. Al terminar la sesión apagamos la aplicación y nos guarda la ruta descrita por el GPS. Ya desde nuestro ordenador podemos descargar nuestra ruta desde la web del desarrollador en formato GPX. En ella, Funciona de forma muy parecida a como lo hacen las aplicaciones de entrenamiento para footing o ciclismo. Ese fichero GPX contiene la información que Lightroom necesita para saber por donde...